Cuidados personales

El cuidado personal es sacar tiempo para cuidarte a ti mismo de la manera que mejor funcione para ti. No hay una sola forma de practicarlo y no podemos decirte qué funcionará en tu situación (aunque siempre puedes contactarnos para obtener algunas sugerencias iniciales).

 

En loveisrespect hablamos mucho del autocuidado.

Establezcamos lo básico:

¿Cuándo lo necesitas?

Siempre.

¿Quién debería hacerlo?

Todo el mundo.

¿Por qué es tan importante?

Porque tu bienestar emocional lo merece.

Las relaciones saludables incluyen tiempo para ti y tus propios intereses, pero incluso el tiempo a solas puede verse limitado por el trabajo, la escuela u otros factores estresantes en tu vida. El cuidado personal significa usar el tiempo que tienes para cuidarte lo mejor posible, de la manera que sea. Diviértete y relájate de una manera que te haga sentir libre y feliz.

El cuidado personal es extremadamente importante para cualquier persona, pero especialmente para las personas que han sufrido abuso u otras formas de trauma.

Llevar un diario, escribir poesía o hacer arte pueden ser formas terapéuticas de expresarte y es probable que no requieran equipos o materiales costosos; solo recuerda guardar tus creaciones lejos de tu pareja si deseas mantener esas expresiones en privado. No importa cómo organices tus pensamientos, diviértete y permítete soñar.

Si no te gusta la escritura o el arte, puedes encontrar una variedad de actividades para practicar el cuidado personal. Considera hacer trabajo voluntario en algún lugar de tu comunidad como una forma de retribuir y conocer gente nueva con intereses similares, o explora la naturaleza, la cocina, la música o un idioma nuevo como formas de expresarte. La actividad física regular como caminar, hacer yoga, bailar o pasear a tu perro son buenas formas de liberar energía que también pueden ayudarte a apreciar todas las maneras en que tu cuerpo te apoya.

No olvides comer y dormir regularmente y beber mucha agua. Cuando nuestras mentes están estresadas, dependemos de nuestros cuerpos para ayudarnos a seguir hacia adelante: si es posible, come una variedad equilibrada de vegetales, frutas, nueces, carbohidratos y proteínas, y evita saltarte comidas porque tengas coraje o demasiado trabajo o tareas. Las bebidas azucaradas o con cafeína también pueden exacerbar el estrés, los dolores de cabeza, los problemas de digestión y la dificultad para dormir.

Asegúrate de establecer tus propios límites cuando practiques el cuidado personal.

Encontrar formas de practicar el autocuidado puede ser realmente simple y no debes pensarlo demasiado ni estresarte tratando de identificar la manera correcta de hacerlo. Toma un baño de burbujas, juega un videojuego, píntate las uñas, mira videos graciosos, lee un libro o simplemente concéntrate en tu respiración durante cinco minutos a la vez. Lo importante es que te tomes el tiempo para hacerlo.