En tu comunidad

Siempre que estás pasando por un momento difícil de tu vida, es posible que con frecuencia te sientas sol@. Pero debes saber que no lo estás. Hay personas a tu alrededor que pueden ayudar. Piensa en la posibilidad de que converses con las siguientes  personas en tu comunidad si te encuentras en una relación malsana o abusiva.

Amig@s

Trata de hablar con tus amig@s pero presta atención a lo que les dices. L@s amig@s podrían darte mucho apoyo, pero también podrían correr la voz sobre algo que prefieres que se quede en  privado. Diles específicamente qué es lo que quieres que no digan, y hazles saber que romper tu secreto podría realmente ponerte en peligro.

Maestr@s

¿Tienes un/a maestr@s favorit@? Intenta hablar con él/ella para que te dé apoyo. Si no tienes una relación  de cercanía con esta persona, puede que hablarle te haga sentir incómod@. Quédate después de las clases y empieza la conversación hablando de tu tarea o haciéndole preguntas sobre la lección. Una vez te hayas sentido cómod@, dile que necesitas conversar con él/ella sobre algo. Ten en cuenta que tu maestr@ puede tener la obligación de reportar tu situación, y eso depende del estado donde te encuentras o de las normas que existen en tu escuela. Aprende más sobre cómo desarrollar un sistema de apoyo en la escuela.

Líderes religios@ o mentores/as

Puede ser una buena opción que hables con alguien de tu comunidad religiosa, pues esta persona probablemente comparte tus valores, está dispuest@ a  hablar contigo y puede mantener la conversación confidencial. Si no conoces bien a esa persona, puedes hablarle primero un poco sobre ti para observar su reacción. Si encuentras que es ese tipo de persona que tiende a criticar, probablemente no sea una buena opción.

Consejer@s de la escuela

Considera hablar con el/la consejer@ de tu escuela, quien posiblemente ha recibido capacitación sobre el abuso en el noviazgo y seguramente sabe cuáles son las normas de la universidad respecto al tema y qué recursos hay disponibles con los que puedes contar. Podrías hablar también con tus padres, con la policía del campus o con el/la director/a de la escuela. Trata de comenzar la conversación con el/la consejer@ con algún otro problema, y entonces, dependiendo cómo te sientas con lo que te responde, decide si crees que te sentirías cómod@ hablándole sobre tu relación.

Entrenadores/as

Si tienes un/a entrenador/a de deportes con quien  tengas confianza, quédate a hablar con él/ella cuando termines tu  práctica o cuando tengas un período libre en la escuela. Ya que l@s entrenadores/as se enfocan tanto en el bienestar mental como en el físico, ell@s te pueden ayudar a ver tu situación desde una  perspectiva diferente. Pero recuerda que también es posible que ell@s  tengan la obligación de  reportar cualquier caso de abuso a sus superiores.

Familiares

Piensa en tus familiares cuando busques apoyo. Una tía, un tío o un/a prim@ cercan@ podrían  ayudarte. Sé sincer@ cuando le digas a tu pariente qué es lo que necesitas. Nada hay de malo si le dices que sólo necesitas alguien que te escuche y que aún no estás list@ para aceptar consejos. También debes asegurarte de dejarle saber  qué es lo que quieres que se mantenga confidencial y sé específic@ sobre aquello que no te importa que comparta con otr@s. Aprende más sobre cómo puedes hacerte de un sistema de apoyo en la casa.

Con la seguridad del campus o con la policía

Pídele ayuda a la policía local o a la policía del colegio antes de que suceda un incidente abusivo o una vez que haya sucedido. No dudes aprovechar toda la información que ellos te puedan dar y pregunta cuáles son tus derechos. La policía del campus debe tener conocimiento del reglamento escolar en lo que respecta  a la violencia en el noviazgo, y puede dirigirte a fuentes de ayuda que haya disponibles en el colegio. Sería bueno si la policía local contara con el mismo tipo de información con respecto a las leyes y a los servicios comunitarios que podrían servirte de ayuda. Podrías pedirle a un oficial que pase con frecuencia por dónde vives, para chequear que te halles bien.

Si alguna vez te sientes en peligro, sé precavid@ y llama a la policía local. Cuando te hayas asegurado de que no corres ningún riesgo, no olvides solicitar que se haga un reporte del incidente.

Otros lugares donde obtener apoyo

Si hablar con alguien de la comunidad no te hace sentir cómod@, puedes considerar buscar apoyo en el hogar o en el trabajo.

caret-downemailfacebookgoogleplusLove is Respect Heart Iconlinkedinmagnifying-glasspdfpinterestreddittumblrtwitter
Haga clic para volver al principio de la página.