Relaciones sanas

La comunicación es una parte clave para desarrollar una relación sana. El primer paso es asegurarse de que amb@s quieren y esperan las mismas cosas. Estar en la misma página es muy importante. Los siguientes consejos pueden ayudarte a crear y mantener una relación sana:

  • No te quedes callad@. En una relación sana, si algo te molesta, lo mejor es hablar sobre eso en vez de mantenerlo adentro.
  • Respeta a tu pareja. Los deseos y sentimientos de tu pareja tienen valor. Hazle saber que estás haciendo un esfuerzo por tomar sus ideas en cuenta. El respeto mutuo es esencial para mantener relaciones sanas.
  • Cede. Los desacuerdos son una parte natural de las relaciones sanas, pero es importante que encuentren una manera de ceder si están en desacuerdo. Intenten resolver conflictos de una manera justa y racional.
  • Da apoyo. Ofrece consuelo y dale ánimo a tu pareja. Además, hazle saber cuando tú necesitas su apoyo. Las relaciones sanas intentan que las dos personas se brinden aliento, no que se rebajen entre sí.
  • Se debe respetar la privacidad de cada un@. El que estés en una relación no significa que tienes que compartir todo y estar constantemente junt@s. Las relaciones sanas necesitan espacio.

Límites sanos

Crear límites es una buena manera de mantener tu relación sana y segura. Al poner límites junt@s, l@s dos pueden tener mejor comprensión del tipo de relación que quieren. Los límites no tienen el propósito hacerte sentir atrapad@. El poner límites no es un signo de secreto o falta de confianza, es una expresión de lo que te hace sentir cómod@ y de lo que te gustaría que pase o no pase dentro de la relación.

Recuerda, los límites sanos no deberían limitar tu capacidad de:

  • Salir con tus amig@s sin tu pareja.
  • Participar en actividades y pasatiempos que te gustan.
  • No tener que compartir las contraseñas de tu correo electrónico, cuentas en los medios sociales o teléfono.
  • Respetar lo que cada a un@ le gusta y necesita.

Ideas para mejorar tu relación

Aún las relaciones sanas necesitan un refuerzo de vez en cuando. Puedes necesitar un refuerzo si te sientes desconectad@ de tu pareja o sientes que la relación se ha estan cado. De ser así, encuentra una actividad divertida y simple que l@s dos disfruten, como ir a caminar, y habla sobre las razones por las que quieres estar en la relación. Luego, intenta seguir usando comportamientos sanos durante el noviazgo.

Si eres solter@ (y especialmente si eres una/un madre/padre solter@), ¡no te preocupes si también necesitas un refuerzo! Ser solter@ sea el mejor y el peor sentimiento, pero recuerda que las relaciones no solamente te incluyen a tu pareja y a ti. Piensa también en los buenos tiempos que has pasado con tus padres, herman@s, hij@s, otr@s familiares, etc.

Intenta salir con la gente a la que quieres y por la que te preocupas más: vean películas, salgan a comer, toma un día libre de tu ocupada vida y ¡simplemente disfruta ser tú! Si te ayuda, también puedes hablar sobre cómote sientes con las relaciones en tu vida. Si solo quieres ser escuchada, comienza por hacérselos saber. Luego pregúntales qué hace que las relaciones sean buenas y qué las hace malas. Si necesitas consejos, siéntete libre de contactarnos. Estamos aquí para ayudarte las 24/7.

Y no lo olvides, una relación que siempre puedes reforzar ¡es la que tienes contigo mism@!

¿Qué no es una relación sana?

Las relaciones que no son sanas están basadas en poder y control, no en igualdad y respeto. En las primeras etapas de una relación abusiva, puede que no le des mucha importancia a los comportamientos malsanos. Sin embargo, ser posesiv@, decir insultos, hacer acusaciones basadas en los celos, gritar, humillar, jalar el cabello, empujar u otro comportamiento negativo y abusivo es, desde la raíz, un esfuerzo de poder y control. Recuerda que el abuso es siempre una elección y que tú mereces ser respetad@. No hay excusas para ningún tipo de abuso.

Si piensas que tu relación es malsana, es importante que ahora pienses en tu seguridad. Considera estos puntos mientras avanzas:

  • Comprende que una persona solo puede cambiar si lo desea. Tú no puedes forzar a tu pareja a alterar su comportamiento si él/ella no cree que ha hecho nada equivocado.
  • Enfócate en tus propias necesidades. ¿Te estás cuidando a ti mism@? Tu bienestar es importante. Pon cuidado a tu nivel de estrés, toma tiempo para estar con amig@s, duerme suficiente. Si te das cuenta de que tu relación te quita toda la energía, considera terminarla.
  • Conéctate con tus sistemas de apoyo. Con frecuencia, l@s agresores/as intentan aislar a sus parejas. Habla con tus amig@s, familiares, maestr@s y otras personas para asegurarte de que estás recibiendo todo el apoyo emocional que necesitas. Recuerda, nuestr@s defensores/as están siempre list@s para conversar contigo si lo que necesitas es alguien que te escuche.
  • Piensa si debes terminar la relación. Recuerda que tú mereces sentirte segur@ y aceptad@ en tu relación.

Aún cuando no puedas cambiar a tu pareja, puedes hacer cambios en tu propia vida para mantenerte segur@. Considera dejar a tu pareja antes de que las cosas empeoren. Ya sea que decidas irte o quedarte, asegúrate de usar nuestros consejos para un plan de seguridad para mantenerte segur@. Recuerda, tienes muchas opciones, incluyendo obtener una orden de restricción por violencia doméstica. Las leyes varían de estado a estado así que llámanos para aprender más.

Si todavía no estás segur@ de si estás en una relación sana, nuestro quiz sobre relaciones saludables puede ayudarte.

caret-downemailfacebookgoogleplusLove is Respect Heart Iconlinkedinmagnifying-glasspdfpinterestreddittumblrtwitter
Haga clic para volver al principio de la página.