¿Es sana?

Las relaciones ocurren dentro de un amplio  espectro: yendo desde sanas, malsanas, a abusivas (y pasando por todos los matices entre esas tres categorías). Puede que sea difícil clasificar qué tipo de  relación es la tuya, especialmente si no has tenido mucha experiencia con el noviazgo o teniendo una relación. Explora esta sección que te permitirá aprender lo básico sobre el noviazgo, sobre qué son las relaciones sanas y  saber cuáles son tus límites.

¿Es mi relación sana?

En una relación sana:

  • Tu pareja te respeta y respeta tu individualidad.
  • Amb@s  son abiert@s y honest@s.
  • Tu pareja te apoya y apoya lo que eliges aún  si no está de acuerdo.
  • La opinión de l@s dos  tiene igual peso y amb@s respetan el espacio personal y los límites del/de la otr@.
  • Tu pareja comprende que necesitas tener tu propio tiempo para estudiar o para pasar tiempo con amig@s y familiares.
  • Puedes expresar lo que sientes sin temer repercusiones negativas.
  • Amb@s se sienten cómod@s y segur@s cuando son abiert@s y honest@s.

Alguien que es buen@ contigo como pareja no es excesivamente celos@ y no te hace sentir culpable cuando pasas tiempo con tu familia y amistades. Una buena pareja también te felicita, te anima a alcanzar las metas que te propones y no resiente tus logros y éxitos.

Mi pareja no me hace daño físicamente

El hecho de que no haya abuso físico en una relación no significa que esta sea sana. Una relación no es sana si tu pareja:

  • Es desconsiderad@, irrespetuos@ o desconfiad@.
  • No comunica sus sentimientos.
  • Trata de controlarte emocional o financieramente poniendo tu dinero en su cuenta de banco.
  • Trata de que no encuentres un  trabajo o hace que te despidan.
  • Te humilla en Facebook o frente a tus amig@s.
  • Amenaza con que le va a revelar a tu familia algo que tú has elegido no decirles.

Entonces, ¿es mi relación malsana?

Tod@s merecemos estar en una relación sana y libre de violencia. Determinar la diferencia entre lo que es sano y lo que es abusivo podría ser difícil. Si piensas que tu relación se está yendo por el camino equivocado, fíjate en cuáles son las señales que alertan de un abuso. Recuerda que existen muchos tipos de abuso; y aunque te parezca que algunos de ellos son normales, no lo son. Aún cuando las relaciones entre adolescentes y entre  jóvenes veinteañeros puede que sean diferentes de las  relaciones de los adultos; aún así  la gente joven también experimenta  tipos de abuso físico, sexual, verbal y emocional similares a los que sufren l@s adult@s. Si hay violencia en tu relación debes tomarlo muy en serio.

Si piensas que puedes estar en una relación abusiva, lo más probable es que te estés sintiendo confundid@ y que te estés preguntando lo que debes hacer. Tal vez te da temor  lo que podría hacer tu pareja  si l@ dejas, o cómo podrían reaccionar tus amig@s y tu familia cuando les digas. Si eres dependiente financiera o físicamente de tu pareja, es posible que te parezca imposible dejarl@. Tal vez pienses que la policía y otr@s personas adult@s no te van a tomar en serio.

Es válido que todas estas razones te hagan sentir nervios@ si estás considerando dejar a tu pareja, pero quedarte en una relación abusiva no es tu única opción. Infórmate más para que aprendas todas las opciones  que tienes disponibles para que te mantengas fuera de peligro.

caret-downemailfacebookgoogleplusLove is Respect Heart Iconlinkedinmagnifying-glasspdfpinterestreddittumblrtwitter
Haga clic para volver al principio de la página.