Pages

Con amig@s

Tus amig@s pueden ser un gran sistema de apoyo si estás en una relación malsana o abusiva. Muchas veces l@s amig@s ya saben o ven que tu relación es malsana. Sin embargo, aún si saben, contarles sobre tu situación puede ser difícil. Tal vez te preguntes: ¿qué pasará si le cuentan a alguien? ¿Qué pensarán de mi? ¿Me comprenderán? ¿Me juzgarán?

Un/a amig@ en quién confiar

Comienza por elegir a alguien en quien sientes que puedes confiar. Asegúrate de mencionar específicamente cualquier cosa que quieras mantener en secreto y comparte el hecho de que romper tu confianza te puede poner enpeligro. Recuerda que aunque sean muy cercan@s, puede ser difícil hablar con tus amig@s sobre tu relación.

Puede ser que ell@s ya conozcan tu situación o tengan una idea de lo que se trata, pero ell@s también podrían estar totalmente sorprendid@s. Si no te gusta su reacción, cambia de conversación. Recuerda, tú solo puedes controlarte ati, no lo que tus amig@s hacen. Sé muy clar@ sobre lo que no quieres que le cuenten a otr@s, especialmente si tiene que ver con tu seguridad. Tú conoces mejor a tus amig@s, intenta escoger l@s que te podrían brindar apoyo.

El apoyo de amig@s puede venir de diferentes maneras. El apoyo puede ser algo tan simple como que ell@s estén ahí para ti y escuchen lo que tienes que decir. También puede ser alguien que te da consejos cuando lo necesitas. Otra manera en que l@s amig@s puede dar apoyo es ayudándote a crear un plan de seguridad. L@s amig@s pueden:

  • Caminar hacia y desde las clases contigo durante la escuela.
  • Asegurarse de nunca dejarte sol@ con la persona que te agrede cuando están contigo.
  • Mantener cosas importantes con ell@s si tienes temor de que tu pareja pueda encontralas si las mantienes contigo (por ej. cualquier evidencia de que tu pareja te está abusando).
  • Asegurarse de que tienes un aventón donde quiera que vayas. Recuerda que l@s amig@s son l@s que tienen más posibilidad de saber y ver que estás en una relación abusiva.

Pon límites

Una vez que has decidido compartir tu situación, considera qué rol quieres que desempeñan tus amig@s. Si tú solo quieres hablar y no recibir consejos, déjaselo saber. Si quieres que lo que compartes se mantenga confidencial, díselo por adelantado.

Debes saber que tu amig@ le puede contar a alguien más. Si está sucediendo abuso físico y él/ella está preocupad@ por tu seguridad, puede que le informe a la escuela, a tu familia o hasta a la policía. El compartir puede ser riesgoso, pero el apoyo que recibirás seguro compensará la violación de tu confianza.

No tod@s van a comprender

¿Qué pasa luego de que compartes? Con frecuencia, l@s amig@s podrían reaccionar de una manera que te hace sentir que están molest@s contigo, cuando en realidad están molest@s con la pareja que abusa o con la situación .Están molest@s porque te aprecian y no quieren que te traten mal. Si comienzan a hablar mal de tu pareja, hazles saber que eso te duele y que no está ayudando.

Si necesitas guía encontrando un sistema de apoyo con tus amig@s, por favor chatea con nosotr@s hoy. Te podemos ayudar a encontrar otra manera de obtener apoyo.

En el trabajo

La mayoría de las personas prefieren mantener sus vidas profesional y personal por separado. Pero si estás en una relación malsana o abusiva, esta separación podría volverse complicada. Sabemos que se te puede hacer difícil contarle a alguien sobre tu situación, pero hablar con tus compañer@s de trabajo puede ayudarte a mantenerte fuera de peligro. Estas son algunas de las maneras en que puedes crear un sistema de apoyo en el lugar donde trabajas.

Habla con un/a compañer@ de trabajo

Un/a compañer@ de trabajo te puede dar apoyo emocional y puede jugar cierto rol en tu seguridad. Antes de que te abras con alguien, sigue los mismos pasos que antes te sugerimos para seleccionar apoyo familiar. Asegúrate de que la persona es realmente digna de confianza y que te apoya.

Dile a l@s compañer@s de trabajo en quienes tienes confianza cuáles son las características físicas de tu pareja, para que así no l@ dejen entrar donde trabajas. Pídeles además que no hagan público tu horario de trabajo para que esta persona no pueda aparecerse de sorpresa ni pueda conocer tu rutina diaria. Si no quieres que todo el mundo en el trabajo se entere de tu situación personal, pídele a aquell@s compañer@s en quienes has confiado que mantengan tu información confidencial.

Si no te sientes cómod@ hablando con tu jefe/a o con alguien en el trabajo que tenga autoridad, puedes tratar de averiguar si existen ciertas reglas ya pre-establecidas para este tipo de situaciones y que te puedan ayudar,  o si hay un/a gerente amigable que esté dispuest@ a dar la mano. Podrías también darle una copia de tu orden de protección (si tienes una) a las personas con quienes has hablado, y de ese modo esta persona podría llamar a la policía para poner la orden en efecto si tu pareja abusiva se apareciera en el trabajo.

Hazte amig@ de las personas encargadas de la seguridad del edificio

Si piensas que tu compañer@ abusiv@ podría aparecerse en tu trabajo, dale una de sus fotografías al/a la guardia de seguridad y pídele que nunca deje a esta persona entrar en tu trabajo. Considera también pedirle que te acompañe fuera del edificio si sientes que puede haber algún peligro.

Haz cambios

¿Tiene tu compañía u organización otros locales donde tú puedas trabajar? Es posible que puedan transferirte sin que eso afecte tu posición en el trabajo. Si te trasladas sería más difícil que tu pareja abusiva pueda encontrarte.

También es posible que te concedan tiempo libre para que puedas ir a audiencias en los tribunales o para que asistas a sesiones de consejería sin que por eso pierdas tu trabajo.

Conoce tus derechos

En algunos estados la violencia doméstica está considerada como una “causa justificada” para dejar un trabajo. Si vives en un estado donde este sea el caso, puede que cumplas con los requisitos de elegibilidad para obtener beneficios de desempleo si la persona abusiva está interfiriendo con tu trabajo.

Si estás en una relación abusiva entre personas del mismo sexo y tienes miedo de que te puedan discriminar en el trabajo si revelas tu situación, es posible que existan leyes que te protejan en tu estado.

Llama a un/a defensor/a de jovenes para que aprendas más sobre las leyes de tu estado.

Plan de seguridad

¿Sabes qué hacer si tu pareja abusiva llegara a tu trabajo sin anunciarse? ¿Qué sucedería si te llama por teléfono al trabajo? Es importante que estés preparad@. Hazte un plan de seguridad.

Obtén ayuda en otros lugares

Si no te sientes lo suficientemente cercan@ a alguien de tu trabajo, trata de recurrir a alguien de tu casa o de tu comunidad.

Como siempre, aquí estamos list@s para contestar tus preguntas las 24×7.

En tu comunidad

Siempre que estás pasando por un momento difícil de tu vida, es posible que con frecuencia te sientas sol@. Pero debes saber que no lo estás. Hay personas a tu alrededor que pueden ayudar. Piensa en la posibilidad de que converses con las siguientes  personas en tu comunidad si te encuentras en una relación malsana o abusiva.

Amig@s

Trata de hablar con tus amig@s pero presta atención a lo que les dices. L@s amig@s podrían darte mucho apoyo, pero también podrían correr la voz sobre algo que prefieres que se quede en  privado. Diles específicamente qué es lo que quieres que no digan, y hazles saber que romper tu secreto podría realmente ponerte en peligro.

Maestr@s

¿Tienes un/a maestr@s favorit@? Intenta hablar con él/ella para que te dé apoyo. Si no tienes una relación  de cercanía con esta persona, puede que hablarle te haga sentir incómod@. Quédate después de las clases y empieza la conversación hablando de tu tarea o haciéndole preguntas sobre la lección. Una vez te hayas sentido cómod@, dile que necesitas conversar con él/ella sobre algo. Ten en cuenta que tu maestr@ puede tener la obligación de reportar tu situación, y eso depende del estado donde te encuentras o de las normas que existen en tu escuela. Aprende más sobre cómo desarrollar un sistema de apoyo en la escuela.

Líderes religios@ o mentores/as

Puede ser una buena opción que hables con alguien de tu comunidad religiosa, pues esta persona probablemente comparte tus valores, está dispuest@ a  hablar contigo y puede mantener la conversación confidencial. Si no conoces bien a esa persona, puedes hablarle primero un poco sobre ti para observar su reacción. Si encuentras que es ese tipo de persona que tiende a criticar, probablemente no sea una buena opción.

Consejer@s de la escuela

Considera hablar con el/la consejer@ de tu escuela, quien posiblemente ha recibido capacitación sobre el abuso en el noviazgo y seguramente sabe cuáles son las normas de la universidad respecto al tema y qué recursos hay disponibles con los que puedes contar. Podrías hablar también con tus padres, con la policía del campus o con el/la director/a de la escuela. Trata de comenzar la conversación con el/la consejer@ con algún otro problema, y entonces, dependiendo cómo te sientas con lo que te responde, decide si crees que te sentirías cómod@ hablándole sobre tu relación.

Entrenadores/as

Si tienes un/a entrenador/a de deportes con quien  tengas confianza, quédate a hablar con él/ella cuando termines tu  práctica o cuando tengas un período libre en la escuela. Ya que l@s entrenadores/as se enfocan tanto en el bienestar mental como en el físico, ell@s te pueden ayudar a ver tu situación desde una  perspectiva diferente. Pero recuerda que también es posible que ell@s  tengan la obligación de  reportar cualquier caso de abuso a sus superiores.

Familiares

Piensa en tus familiares cuando busques apoyo. Una tía, un tío o un/a prim@ cercan@ podrían  ayudarte. Sé sincer@ cuando le digas a tu pariente qué es lo que necesitas. Nada hay de malo si le dices que sólo necesitas alguien que te escuche y que aún no estás list@ para aceptar consejos. También debes asegurarte de dejarle saber  qué es lo que quieres que se mantenga confidencial y sé específic@ sobre aquello que no te importa que comparta con otr@s. Aprende más sobre cómo puedes hacerte de un sistema de apoyo en la casa.

Con la seguridad del campus o con la policía

Pídele ayuda a la policía local o a la policía del colegio antes de que suceda un incidente abusivo o una vez que haya sucedido. No dudes aprovechar toda la información que ellos te puedan dar y pregunta cuáles son tus derechos. La policía del campus debe tener conocimiento del reglamento escolar en lo que respecta  a la violencia en el noviazgo, y puede dirigirte a fuentes de ayuda que haya disponibles en el colegio. Sería bueno si la policía local contara con el mismo tipo de información con respecto a las leyes y a los servicios comunitarios que podrían servirte de ayuda. Podrías pedirle a un oficial que pase con frecuencia por dónde vives, para chequear que te halles bien.

Si alguna vez te sientes en peligro, sé precavid@ y llama a la policía local. Cuando te hayas asegurado de que no corres ningún riesgo, no olvides solicitar que se haga un reporte del incidente.

Otros lugares donde obtener apoyo

Si hablar con alguien de la comunidad no te hace sentir cómod@, puedes considerar buscar apoyo en el hogar o en el trabajo.

En la escuela

Las escuelas tienen la responsabilidad de garantizar que l@s estudiantes se encuentren  segur@s y fuera de peligro. Trata de hablar con el/la maestr@ o consejer@ con quien te sientas más a gusto. Aunque puede serte difícil tratar de conversar con alguien; hacerlo podría ayudar tu situación y ayudaría a mantenerte protegid@. Elige el/la maestr@ o alguien del personal de la escuela con quien sientas que te sería más fácil conversar, y háblale sobre tu situación. Ell@s están ahí para apoyarte en situaciones difíciles, sobre todo si las mismas están afectando o interrumpiendo tu aprendizaje. Sabemos que puede no ser fácil, pero es muy importante que lo hagas; sobre todo si tu compañer@  abusiv@ va a la misma escuela a la que vas tú.

Ten en cuenta que un/a maestr@ o consejer@ puede tener la obligación de reportar, lo que significa que por ley les está requerido informar a las autoridades sobre tu situación en el caso de que hayas sido lastimad@ físicamente o si algún delito ha sido cometido. Llama a un/a defensor/a de jóvenes para que aprendas mejor sobre las leyes en tu estado que determinan quiénes son las personas obligadas a reportar.

¿Quiénes son las personas obligadas a reportar?

Las personas obligadas a reportar son adult@s que trabajan en campos particulares en los que la ley los obliga areportar cualquier caso de abuso infantil, sexual, físico o financiero. Ejemplos de estas personas incluyen maestr@s,consejer@s escolares, doctores/as, enfermer@s, dentistas, trabajadores/as sociales y oficiales de policía. Ell@stienen la obligación de decirle a la autoridad apropiada si estás sufriendo de negligencia o si estás en peligro real.Las reglas para las personas obligadas a reportar son diferentes en cada estado. Recuerda, estas leyes tienen laintención de protegerte, no de meterte en problemas.

¿Cuáles son mis derechos en la escuela?

Cada estudiante tiene el derecho de ir a la escuela libre de acoso, abuso o discriminación. Las escuelas deben ser un lugar seguro donde tú puedas aprender. Si una persona, o un grupo de personas, están haciendo de la escuela un lugar peligroso para ti, piensa seriamente en decírselo a alguien que pueda ayudarte a que cambie la situación y a que mejore. Esta persona podría ser un/a consejer@ escolar o alguien del personal administrativo.

También tienes derecho a llamar a la policía si necesitas ayuda. Si estás bajo un peligro inmediato, llama al 911 ahora mismo.

Cómo dirigirte al personal administrativo de la escuela

Hablar con alguien del personal escolar o el administrativo en particular puede parecerte algo intimidante, pero la razón misma por la que esas personas hacen lo que hacen es para ayudarte y darte apoyo. Si tienes un/a maestr@ o un/a consejer@ que es tu favorit@, habla con él/ella en privado. Trata de hablar con él/ella en tu horario de almuerzo o fuera de tu horario de clases si prefieres. Si te hace sentir más cómod@, lleva contigo a un/a amig@ que ya conozca de tu historia. Cuéntale a este oficial tus preocupaciones y pregúntale qué se podría hacer de modo que puedas sentirte más segur@. Pregúntale qué podría hacer la escuela cuando estás en tus clases, cuando estás en actividades extracurriculares y cuando estás llegando o yéndote de la escuela.

Una vez que hayas hablado con alguien, asegúrate de mantener esa persona al tanto de cómo van las cosas. Déjale saber si todo va mejor o no, y pregúntale si ha dado algún paso respecto a lo que conversaron.

Obtén apoyo en otros lugares

No todo el mundo puede encontrar un sistema de apoyo a través de la escuela. Pero no te preocupes, pues hay otros lugares que están relacionados con tu vida que te pueden ayudar en momentos difíciles. Por favor lee aquellas secciones que hablan sobre cómo encontrar apoyo en la casa y en el trabajo.

En el hogar

En el hogar

Tu familia puede ser un gran recurso si estás experimentando abuso en el noviazgo. Ell@s pueden ser quienes te conocen mejor, l@s que están alrededor tuyo la mayor cantidad de tiempo, pero puede ser difícil abrirse a un familiar. ¿Qué tal si tus padres no querían que tuvieras novi@ del todo y ahora estás en una relación abusiva? ¿Te meterás en problemas? ¿Cómo puedes comenzara hablar de este tema con tu familia? ¿Qué pasa si confías en un/a herman@ y él/ella le dice a tus padres? Es comprensible que estés avergonzad@ o asustad@ de acercarte a l@s miembros de tu familia.

Queremos que te sientas empoderad@ para que tengas el apoyo que te mereces. Nadie debería tener que atravesar por una
relación malsana o abusiva sol@. Considera estos pasos cuando busques a un/a miembro de la familia para ayuda.

Identifica a un/a miembro de la familia en quien podrías confiar

Nadie conoce tu situación o tu familia mejor que tú. ¿Con quién podrías hablar de tu familia sobre lo que te está pasando? ¿Quién es buen@ para escuchar? ¿Quién se preocupa de corazón por tus intereses? Considera con cuál miembro de la familia te sientes
más cómod@ pasando tiempo. También, piensa sobre las experiencias de esa persona en sus relaciones. Si tu admiras sus relaciones, tal vez te pueda ayudar a descifrar en qué debes enfocarte.

Pregúntate a ti mism@ “¿Estoy list@ para compartir?”

Solo porque ya escogiste a un/a miembro de la familia, no significa que estás list@ para hablar, y eso está bien. Si te sientes cercan@ con tu hermana pero últimamente no han pasado tiempo junt@s, trata de reforzar el vínculo antes de hablar sobre el tema. Pasar más tiempo junt@s puede ayudarte a sentirte más cómod@ cuando estés list@ para compartir. Tantea el terreno mencionando un tema relacionado y mide cómo responde esa persona.

Cómo hablar sobre el tema

Puede ser difícil hablar sobre abuso en el noviazgo. Si no puedes encontrar las palabras para comenzar, considera un rompehielos creativo. Pídele al familiar que vea una película contigo que cubra el tema. O comparte un artículo por correo electrónico quediscuta el tema de la violencia en el noviazgo y hablen sobre él cuando lleguen a casa. No importa cómo comiences a hablar sobre el tema, estás haciendo lo correcto al hablar.

Pon tus límites

Una vez que has decidido compartir tu situación, considera qué papel quieres que juegue el/la miembro de la familia. Si soloquieres hablar y no recibir consejos, debes decírselo amablemente. Si quieres que lo que se comparta sea confidencial, díselo por
adelantado.

Debes saber que el/la miembro de la familia puede informarle a otra persona. Si ha sucedido abuso físico y está preocupad@ por tu seguridad, puede que le haga saber a la escuela o a la policía. Si le cuentas a un/a herman@, puede sentirse abrumad@ e
involucrar a tus padres. Compartir puede ser riesgoso, pero el apoyo que recibas puede ser más valioso que cualquier violación de confianza.

Debes estar preparad@ para una reacción fuerte

¿Qué sucede luego de que compartes lo que te está pasando? Con frecuencia, l@s miembros de la familia reaccionan de maneras que te hacen sentir como que están enojad@s contigo, cuando realmente están molest@s con la pareja abusiva o con la situación. Están molest@s porque te aman y no quieren que te traten mal. Si comienzan a vociferar contra tu pareja, hazles saber que eso te duele y que no está ayudando.

Si necesitas ayuda encontrando tu sistema de apoyo en tu hogar, por favor chatea con nosotr@s hoy. Podemos ayudarte a encontrar la manera de abrir el diálogo en la casa.

¿Qué pasa si mi familia quiere a mi pareja?

Si tu familia quiere a la persona con la que estás, puede ser difícil lograr que vean o comprendan que esa persona te está abusando. Sin embargo, hablar con alguien cercan@ dentro de la familia u otra persona que conoce la situación de tu relación, como un/a amig@, puede ser de ayuda. Esa persona puede ayudarte a hablar con tu familia sobre tu pareja abusiva. Recuerda que a pesar de que tu familia quiera a tu pareja, también debería querer lo que es mejor para ti.

Obtén apoyo en otros lugares

No tod@s pueden encontrar un sistema de apoyo en el hogar. No te preocupes, hay otras personas en tu vida que te pueden ayudar durante estos tiempos difíciles. Por favor chequea nuestras páginas sobre cómo encontrar apoyo en tu comunidad y en el trabajo.

Sistemas de apoyo

Es normal sentirse sol@ con frecuencia cuando un@ está atravesando por una situación difícil. Es importante que entiendas que no lo estás, que hay personas a tu alrededor que pueden y quieren ayudarte. Confiar en un/a amig@, maestr@, supervisor/a o familiar podría ser el primer paso hacia la construcción de un sistema de apoyo que te ayude a sentirte fuera de peligro. ¿En qué personas son las que puedes confiar?

En el hogar

Tu familia te puede ser de gran ayuda si  te encuentras en una situación de abuso en el noviazgo. Probablemente son ell@s quienes te conocen mejor, quienes están contigo la mayoría del tiempo y quienes pueden mejorar el ambiente que te rodea en el hogar. Sabemos que difícil te puede parecer comenzar una conversación con algún  familiar. Por eso te ofrecemos a continuación consejos que pueden ayudarte a encontrar la manera para entablar una conversación.

En la comunidad

Considera ponerte en contacto con miembros de la comunidad si te encuentras en una relación malsana o abusiva. Entre estas personas se encuentran  líderes religios@s, policías, guardias de seguridad, consejer@s de la escuela, entrenadores/as o familiares no inmediatos. Aprende más sobre cómo formar un sistema de apoyo en tu comunidad.

En la escuela

Es responsabilidad de la escuela garantizar que l@s estudiantes se encuentren segur@s y mantenerl@s fuera de peligro. Si estás experimentando abuso en el noviazgo cuando estás en la escuela, trata de hablar con un/a amig@, un/a  maestr@ o con un/a consejer@ de la escuela. Ell@s podrían ayudarte a encontrar soluciones a las preocupaciones que tienes respecto a tu seguridad y a que puedas lidiar con lo que estás sintiendo. Aquí te ofrecemos otros consejos importantes sobre cómo construir un sistema de apoyo en la escuela.  Recuerda que un/a maestr@ o consejer@ puede tener la obligación de reportar. Lo que esto significa es que la ley requiere  que reporten tu situación a las autoridades si has sido lastimad@ o si un delito ha sido cometido. Llámanos al  866.331.9474 para que puedas recibir más información sobre las leyes que existen en tu estado que requieren que ciertos profesionales tengan que reportar.

En el trabajo

Muchas personas prefieren mantener sus vidas profesional y personal por separado. Sin embargo, si estás en una relación malsana o abusiva, te podría ayudar que hables con alguien en tu trabajo. Probablemente te es  difícil tener que contarle a alguien por lo que estás pasando, pero hablar con tus compañer@s de trabajo puede ayudarte a permanecer fuera de peligro. Aprende lo que puedes hacer para que  el sitio de trabajo siga siendo un lugar seguro.

Con tus amig@s

Tus amig@s pueden volverse un excelente sistema de apoyo si estás en una relación malsana o abusiva. Tal vez te resulte más fácil comunicarte con tus amig@s que con tus familiares, consejer@s, miembros de la comunidad, etc. A veces, por razones variadas,  l@s amig@s cercan@s saben más de tu relación que tú misma familia. Una de estas razones puede ser que pienses que tus amig@s no te van a juzgar tanto y que van a entender mejor tu situación. Aprende más sobre cómo desarrollar sistemas de apoyo con amig@s.

Contáctanos

Llámanos a 1-866-331-9474

Nuestr@s defensores/as de jóvenes han ayudado a miles de adolescentes y  jóvenes a través de nuestro servicio de teléfono disponible 24×7. Cuando llames al 1-866-331-9474  serás conectada con un/a defensor/a entrenad@ para educar, apoyar y dar asesoría a aquell@s que están involucrad@s en relaciones de noviazgo abusivas, a sus amig@s, herman@s, padres y maestr@s que se preocupan, miembros de las agencias de orden público y proveedores/as de servicios.

L@s defensores/as de jóvenes pueden ponerte en contacto con los recursos que hayan disponibles en tu área, te mostrarán sitios de ayuda en la web, te ayudarán a desarrollar un plan para que te mantengas segura o simplemente te escucharán si eso es lo que buscas. Cualquier conversación que puedas tener con l@s defensores/as serán siempre confidenciales y permanecerás anónim@. Nunca te van a preguntar tu nombre ni ninguna otra información personal. Lo único tal vez podrían preguntarte es  tu edad y la ciudad donde vives porque esa información es necesaria para poderte proveer los contactos locales que te serán de ayuda.

Si llamas, lo primero que el/la defensor@ te va  a preguntar es si estás hablando desde un lugar donde te halles fuera de peligro. Si prefieres hablar en español, tan sólo tienes que decirlo y el/la defensor@ incluirá a  un/a intérprete en la conversación y volverán a comenzar desde el principio. Tan pronto  estés en un lugar seguro y hablando en el idioma que prefieres, el/la defensor/a te apoyará para que expliques tu situación.

Durante la llamada, esta persona va a trabajar contigo buscando soluciones que se acomoden a tus necesidades. Ya sea que hayas acabado de salir de una relación abusiva o que no sepas si tu relación puede o no ser malsana;  l@s defensores/as han recibido amplia capacitación que les permite ayudarte a encontrar las respuestas que mejor se acomoden a tu situación. Si se te sugiere que hagas algo que no crees que funcionaría para ti, no dudes en decirlo.

Una vez que tú y tu defensor/a hayan encontrado posibles soluciones para tu situación, entonces junt@s repasarán estas ideas para ir a la par localizando los recursos de ayuda que existen disponibles en el área donde te encuentres.

Contactos

Cuando te pongas en contacto con loveisrespect, vamos a hacer todo lo que podamos para ayudarte a mejorar tu situación. Una de las maneras en que vamos a hacer esto es dándote contactos que te van a ayudar con lo que necesites. Nuestr@s defensores/as van a hacer todo lo que puedan para ponerte en contacto con grupos y organizaciones tanto a nivel local como nacional que pueden ayudarte.