Coercion-Sexual

Presión y persuasión: una mirada más cercana a la coerción sexual

Algunas cosas están fuera de nuestro control, como cuando empieza a llover en el día en que se te olvidó llevar un paraguas o cuando te ves obligada a usar ese horrible vestido de dama de honor rosa brillante en la boda de tu amiga.  Mientras que no puedes elegir el estado del tiempo o un mejor sentido de estilo para tu amiga, hay ciertas cosas en la vida que puedes decidir que acción tomar.

Un aspecto de tu vida que tienes un control total es hasta qué punto quieres llagar con tu pareja romántica, ya sea tu esposo o esposa, tu novio o tu novia, o alguien con quien te encuentres en una relación. Nunca debes sentirte forzada en cualquier cosa que no te sientas cómoda o no tienes ganas de hacer.

¿Alguna vez te has sentido presionada por tu pareja para tener relaciones sexuales? ¿Alguna vez te sentiste culpado por ello, o como si no fueras capaz de decir que no? El abuso es a menudo centrado en el poder y el control en todos los aspectos de la relación, por lo que no es raro que una pareja abusiva trate de forzar la intimidad.

Esto se refiere a menudo como coerción sexual,  o en ocasiones conducta sexualmente agresiva. Puede variar de ser incitada y persuadida, a ser forzada a tener contacto. Puede ser verbal y emocional, en forma de declaraciones que te hacen sentir presión, culpa o vergüenza. También puedes sentirte forzada  a través de acciones más sutiles. Por ejemplo, Tu pareja:

  • Te hace sentir como si se lo debes: ex. Porque estás en una relación, porque has tenido sexo antes, porque gastaron dinero en ti o te compraron un regalo
  • Le da elogios que suenan extremos o insinceros como un intento de conseguir que hagas algo
  • Te da drogas y alcohol para “relajar” tus inhibiciones
  • Juega en el hecho de que estás en una relación, diciendo cosas tales como: “El sexo es la manera de probar tu amor hacia mí”, “Si no consigo sexo en esta relación lo conseguiré en otro lugar”
  • Reacciona negativamente con la tristeza, la ira o el resentimiento si dices que no o no estás de acuerdo inmediatamente con algo
  • Continúa presionándote después de decir que no
  • Te hace sentir amenazada o temerosa de lo que podría pasar si dices que no
  • Intenta normalizar sus expectativas sexuales: ex. “Lo necesito, soy un hombre”

Incluso si tu pareja no te está obligando a hacer actos sexuales contra tu voluntad, hacerte sentir que es una obligación también coacción sexual. Salir con alguien, estar en una relación, o estar casado nunca significa que le debes a tu pareja intimidad de cualquier tipo.

Un compañero coercitivo puede sentir que existe consentimiento en la relación. El consentimiento a una acción no significa que usted haya dado su consentimiento para otras acciones. En una relación donde la coerción sexual está ocurriendo, hay una falta de consentimiento, y el compañero coercitivo no respeta los límites o deseos del otro.

Recuerda que nadie debe ser obligado o sentirse presionado a participar en un acto sexual. Si tu pareja actúa de alguna de las maneras mencionadas, podría ser útil hablar con alguien sobre ello. Nuestros expertos están disponibles para hablar confidencialmente, 24 horas al día, llámanos al 1-866-331-9474.