Ayuda a tu hij@

Saber que tu hij@ se encuentra en una relación malsana puede ser tanto frustrante como aterrador. Pero, como padre que eres, puedes jugar un rol crucial en ayudar a que tu hij@ tenga relaciones sanas; y si tu hij@ se encuentra en una relación abusiva, tu apoyo es de vital importancia. Recuerda que la violencia en el noviazgo sucede tanto en relaciones del mismo sexo como en relaciones heterosexuales, en las que también el abuso puede tener lugar.

¿Qué necesito saber?

Si sabes cuáles son algunas de las señales tempranas de abuso , esto te ayudará a identificar, antes que sea demasiado tarde, si tu hij@ está pasando por una relación abusiva. He aquí algunas de esas señales:

  • La pareja de tu hij@ es extremadamente celos@ o posesiv@.
  • Notas marcas o moretones en tu hij@ que no tienen explicación.
  • La pareja de tu hij@ le manda demasiados correos electrónicos o textos.
  • Notas que tu hij@ está deprimid@ o ansios@.
  • Tu hij@ deja de participar en actividades extracurriculares u otras cosas que le interesan.
  • Tu hij@ deja de pasar tiempo con la familia y amig@s.
  • La pareja de tu hij@ es abusiv@ con otras personas o con animales.
  • Tu hij@ cambia su manera de vestirse.

¿Qué puedo hacer?

  • Dile a tu hij@ que estás preocupad@ por su seguridad. Hazle saber que lo que está pasando no “es normal”. Tod@s merecemos una relación segura y sana. Ofrece conectarl@ con un/a profesional, como un/a consejer@ o un/a abogad@ con quien pueda hablar confidencialmente.
  • Brinda apoyo y sé comprensiv@. Enfatiza que estás de su lado. Provee información y apoyo sin ser crític@. Hazle saber a tu hij@ que no es su culpa y que nadie “merece” ser abusad@. Clarifica que tú no l@ culpas y que respetas sus decisiones.
  • Cree a tu hij@, y tómal@ con seriedad. Es posible que no se sienta segur@ de si debería o no decirle a alguien lo que le está pasando por miedo de que nadie le crea lo que dice. Una vez que valides sus sentimientos y le muestres tu apoyo, se va a sentir más cómod@ y capaz de seguirte confiando información. Cuida de no restarle importancia a la situación de tu hij@ a causa de su edad, de su inexperiencia o del ] tiempo que haya durado la relación.
  • Ayúdale a desarrollar un plan de seguridad. Uno de los momentos más peligrosos durante una relación abusiva es cuando la víctima decide terminar la relación. Brinda apoyo especialmente durante este tiempo e intenta conectar a tu hij@ con grupos de apoyo o profesionales que puedan ayudar a mantenerl@ fuera de peligro.
  • Recuerda que  al final él/ella es el/la única persona que puede decidir dejar la relación. Hay muchas razones complejas por las cuales las víctimas continúan en relaciones malsanas. Tu apoyo puede marcar una diferencia crucial en que tu hij@ sea capaz de hallar por sí misma la manera de terminar con esa relación malsana.

Pero mi hij@ no está en una relación malsana

Nunca es muy temprano para hablar con tu hij@ sobre relaciones sanas y violencia en el noviazgo. Comenzar la conversación, aún cuando piensas que no está saliendo con alguien, es uno de los pasos más importantes que puedes tomar para ayudar a prevenir la violencia en el noviazgo. Aquí hay unas preguntas que te ayudarán a comenzar la conversación:

  • ¿Algun@ amig@s tuy@ tiene novi@? ¿Cómo es su relación? ¿Cómo te gustaría que sea tu pareja cuando la tengas?
  • ¿Has visto en la escuela relaciones malsanas o abuso en el noviazgo? ¿Cómo te hace sentir? ¿Te asustate?
  • ¿Sabrías qué hacer si presenciaras abuso o lo experimentaras?
  • ¿Conoces a alguien que haya publicado en línea un comentario negativo sobre un/a amig@? ¿Qué sucedió después?
  • ¿Te parecería raro si estuvieras saliendo con alguien y esta persona estuviera todo el día mandándote textos para preguntarte qué es lo que estás haciendo?

¿Necesitas más consejos para comenzar? Aquí hay otras maneras en que puedes prepararte para hablar con tuhij@ sobre relación sana y malsana:

  • Haz tu propia investigación sobre abuso en el noviazgo para obtener los hechos antes de hablar con tu hij@. Comienza con la información y los recursos de loveisrespect.org.
  • Ponle a tu hij@ ejemplos de relaciones sanas y señala en las mismas comportamientos que no son saludables. Usa ejemplos que encuentres en tu propia vida, en la televisión, películas o canciones.
  • Haz preguntas y anima la discusión abierta. Asegúrate de escuchar a tu hij@ y darle la oportunidad de hablar. Evita analizar, interrumpir, sermonear o acusar.
  • No pongas presión si tu hij@ no está list@ para hablar. Inténtalo otra vez en otro momento.
  • Brinda apoyo y no seas crític@ para que sepa que puede contar contigo para ayuda si la relación se vuelve malsana en el futuro.
  • Si no sabes cómo responder una pregunta en particular, admítelo. Hacerlo es algo que genera confianza. Recalca que ¡el noviazgo debe ser algo divertido! Enfatiza en el hecho de que la violencia en ningún caso es aceptable.
  • Refuerza que ¡el noviazgo debería ser divertido! Enfatiza que la violencia nunca es aceptable.
  • Discute las opciones que tiene tu hij@ si presencia abuso en el noviazgo o lo experimenta.
  • Recuérdale que tiene el derecho a decir “no” a cualquier cosa con la que no se sienta cómod@ o para la que no se sienta list@. Él/ella también debe respetar los derechos de l@s otr@s.
  • Si tu hij@ está en una relación que se siente incómoda o que da miedo, asegúrale que puede confiar en ti. Recuerda: cualquier decisión que tome sobre la relación la debe tomar por sí mism@. Busca la manera de conversar sobre la igualdad de género, lo que puedes hacer con la ayuda de  A Call to Men (Un Llamado a los Hombres).
  • Contacta Break the Cycle (Rompe el Ciclo) para enterarte si hay programas de prevención de violencia en el noviazgo en tu comunidad. Si no hay, trabaja con Break the Cycle para traer la prevención de abuso a la escuela o grupo comunitario.
caret-downemailfacebookgoogleplusLove is Respect Heart Iconlinkedinmagnifying-glasspdfpinterestreddittumblrtwitter
Haga clic para volver al principio de la página.